domingo, 1 de junio de 2008

¡¡Nada que decir!!




LID.


Se empiedra la boca cuando en ella pienso, encastillo cada beso en laberintos mentales, ¿dónde se fueron tus labios halados que eran marejada en los míos? ¿Qué nueva pluma levanta prosas en tu carne?¿, ¿Por qué tu palpito se a olvidado de nuestros hijos?
Despiertan las ninfas muertas, traen manojos de espinas para mis palabras, desvistiendo el destello de la fragancia, que hasta ayer era inmaculada.
Veo mis versos humeantes en la onda nansa... piras de poemas arden en mi reino... he perdido la batalla, mis huestes agonizan entre líneas, mi bandera flamea ardiendo, no quiere rendirse... pero fallezco, mi sable se a destemplado, mi tinta se ha vuelto sangre, ya la tarde se acaba y mi tierra se a dormido, Atenea ya no vuelve, a Cronos la barba le a crecido, Eros prefirió huir a otras franjas en donde la muerte no es nueva, mis aliados se han rendido, han sido tomados prisioneros y ejecutados sin defensa ni cigarrillo, el viento es agrio, la vida es un sueño para quien estuvo contigo.
Mis corneas se enmohecen en frió despido, ¡Es mejor así!, tendré que preferir la muerte para realmente estar vivo..el corazón me pesa, a empezado una nueva tormenta, hace su entrada la niebla, me voy pero ya retorno, montado en el fénix, esta escrito en mi destino, que el día que me faltes en la octava de la luna, vendría el fin, pero sin tumba , llanto, ni olvido.

Autor: Victor Rocco



4 comentarios:

difusa dijo...

Que buen casamiento entre el texto y la música.
Felicitaciones!

Turka dijo...

todo perfecto....

Raquel Fernández dijo...

Bello texto, Víctor. Felicidades.
Un gran beso desde Buenos Aires.

José Luis dijo...

Me enecantó la precición de tus letras, el acomodo de las metáforas y la limpieza de tu sintáxis.

Enhorabuena! te quedarás como uno de mis preferidos.

Buena salud a todos.

Saludos desde Monterrey, la ventana norte de México.